La Escuela de Unidad del Cristianismo, fundada por los esposos Fillmore, fue una de las primeras iglesias norteamericanas en promulgar los conceptos de las religiones orientales y en aceptar la enseñaza de la Nueva Era.