De acuerdo con las normas generales del Open Directory, sólo se incluirán páginas con un buen diseño y contenidos, de manera que no se aceptarán aquéllas que se encuentren "en construcción" o tengan un diseño mal realizado (incompatibilidad con diferentes navegadores, imágenes excesivamente pesadas, etc.)