Infección respiratoria aguda de rápida propagación provocada por un coronavirus, que frecuentemente ocasiona neumonía inclusive mortal.