Sitios en Internet sobre la región, asociaciones, entidades y empresas cuya área de actuación sea esta. Archipiélago del océano Atlántico, situado al Norte de las islas Canarias. Constituye el distrito portugués de Funchal. 794 km² 275.100 h. Capital. Funchal. Vinos afamados. Cultivos tropicales. Desde 1980 constituye una región autónoma. Una de las islas más densamente pobladas del mundo: más de 400 hab / km², 740 km², 980 km. al Suroeste de Lisboa (hora y media en avión, una hora de diferencia horaria). Isla-montaña e isla-Volcán entre una tormenta de nubarrones, húmeda y muy verde. Madeira goza de un clima muy suave: las medias anuales oscilan de febrero a agosto, entre los 16 y 21 (temperatura del aire) y entre los 17 y los 22 (temperatura del agua). Descubierta en 1.419 por Zarco, monje-soldado de Tomar enviado por Enrique el Navegante, la isla, absolutamente deshabitada por entonces, estaba cubierta por un inmenso bosque. Llamada «Ilha da Madeira» (Isla de Madera), pronto fue atacada por el fuego: durante siete años, todo el S no fue más que un inmenso brasero y los hombres debieron buscar refugio en una hondonada, la de la ribeira dos Socorridos (de los Supervivientes). A las primeras plantaciones de caña de azúcar sucedieron, a partir del siglo XVII, progresivamente, la viña (ante la demanda de los ingleses, que mejoraban el vino transportándolo en los lentos carboneros) y los platanales. La región se beneficia todavía de lo esencial de sus recursos. La gran atracción de Madeira la constituyen sus flores: setos de hortensias azules y malva, alfombras de amarilis rosas bordean carreteras y caminos, racimos de buganvillas y bosquecillos de azaleas arborescentes en las residencias más humildes, strelitzias (aves del paraíso), rododendros, fucsias, aros en las múltiples qumtas, jacarandás, tulipaneros, ceibos en las plazas de los pueblos... Se puede pasear a pie pasando por los senderos a través de los poios (muretes construidos para retener la tierra en las laderas empinadas) y, a lo largo de las levadas, canales de irrigación de decenas de kilómetros, a veces en túnel.