Sitios en Internet sobre la región, asociaciones, entidades y empresas que operen en ella.
Sus cuatro departamentos (Ille-et-Vilaine, Côtes d''Armor, Finistère y Morbihan), que reúnen 2,8 millones de habitantes, siguen haciendo de ella, pese a la partida de numerosas personas, la séptima región francesa por su población. Es una región esencialmente abierta al mar (la Mancha y el Océano Atlántico), con costas muy anfractuosas, que presenta magníficos paisajes, a veces totalmente naturales, de rocas y de landas, de campos y de bosques, de playas y de puertos. Es también una antigua tierra de cultura, un país de leyendas impregnado de un rico pasado, con sus menhires y sus dólmenes, sus capillas y sus calvarios. Pero es asimismo una región económicamente dinámica por su agricultura (la principal de Francia), su industria agro-alimentaria, y sus empresas pequeñas o medianas, especializadas en las nuevas tecnologías.