La química analítica trata el problema del análisis químico: la determinación de la composición de una mezcla. Utilizando diversas técnicas e instrumentos físicos y químicos, el analista puede determinar no solo la identidad de los componentes de la mezcla sino también la cantidad de cada componente. La química analítica se encuentra frecuentemente al servicio de otras ciencias como la física y la biología; en la industria, suele ser la base del control de calidad; la policía la utiliza para la investigación forense; incluso está presente en el deporte, con los examenes antidoping.