La definición original de Generación Beat fue acuñada por John Clellon Holmes y Jack Kerouac para describir a la gente de su edad que vivía en Nueva York a finales de los 40's. El termino "beat" viene de "beaten down" (derrotado), reflejando la desesperación frente a una sociedad barrida por la depresión económica, la segunda guerra mundial y la amenaza de la bomba atómica. Los beatniks (la partícula -nik es un sufijo despectivo yiddish -dialecto judeogermano-; así pues, beatnik viene a significar "derrotaducho") optaron, vista la situación, por una actitud que se despojase de todas las falsas moralidades y mostrara al hombre desnudo y sincero. Esta celebración del individuo como único, que rechazaba todas las posturas políticas por considerarlas intrínsecamente opresivas, tiene mayor valor considerando la política norteamericana del momento, no sólo reflejada en el anticomunismo atroz o en el desmesurado crecimiento de la burocracia, sino -por la parte que les tocaba- en la aplicación de técnicas como el electroshock o la lobotomía para tratar "enfermedades sociales" como la homosexualidad o el inconformismo. Esta acepción de la espontaneidad como forma de vida, de la respuesta libre de concepciones sociales, este ascetismo frente a una sociedad básicamente materialista, logró liberar -de una forma natural, sin pretensiones iniciales- tanto a los practicantes como a quienes les observaron.


Los beats cuestionaban la gran promesa “americana” de posguerra desde la marginalidad, al no sentirse ni querer ser cómplices de una gran maquinaria de poder que profundizaba su dominio en el mundo occidental. Desarrollaron otra forma de escribir, otro acceso a la creación, a través de la ruptura con el sistema, la bohemia y “el viaje”, tanto mental –con la ayuda de las drogas- como físico.

Si usted está interesado en sugerir un sitio, por favor, verifique que el contenido corresponda a la propuesta de esta categoría y pertenezca al idioma español.